El púgil vasco vuelve a subirse a la tarima tras su primer tropiezo profesional. Lo hace en una pelea complicada e ilusionado con lo que pueda llegar en 2019.

El sábado Jon Fernández (16-1, 14 KO) regresa al ring en Ponferrada. Será sólo 85 días después de caer por primera vez en su carrera. En Oklahoma en septiembre, frente a Foster, el vasco no tuvo su día, pero con 23 años sabe que es sólo un paso atrás para tomar impulso. Así lo ve antes de volver a poner un pie en la tarima. “Es la primera pelea tras el tropezón, pero como siempre llego con mucha energía. Creo que de las derrotas se aprende. Hemos asumido y aprendido de los errores y hemos trabajado en base a ellos”, reconoce Jonfer.

El vasco y su entrenador, Tinín Rodríguez, pusieron su mente en enmendar los fallos y desde poco tiempo después se centraron en la siguiente parada. Querían acabar el año con buen sabor de boca y Ponferrada es el lugar elegido, una ciudad inédita para el púgil. “Me motiva mucho boxear aquí, se ha preparado un gran evento y creo que la gente responderá”, apunta. El sábado le espera otro rival con el que comparte muchas similitudes: Michel Marcano (17-1-1, 14 KO).

 

FUENTE: ÁLVARO CARRERA – DIARIO AS.

Compartir:

TOP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

5€ en tu próxima compra

X